Preguntas Frecuentes

Mediación y Mediación Alternativas

Cuando las cosas se ponen verdaderamente difícil, ¿qué puedo hacer?

Si usted y el otro padre están experimentando momentos verdaderamente difíciles en su relación como padres conjuntos, tome una pausa. Considere la parte que usted tuvo en su última disputa y trate algunas de estas estrategias.

No se encuentre con el otro padre en persona. Tengan sus conversaciones por teléfono. Usted puede mantener un registro para la corte si usan correo electrónico o mensajes de texto. No ponga asuntos familiares en Facebook o en otros medios de red social.

  1. Asegúrese que todo lo que usted dice o escribe es respetuoso y claro. No hable sobre otros temas aparte de su “negocio de padres.” Sea claro en lo que diga.
  2. Diga algo para indicarle al otro padre que usted entendió lo que él o ella ha dicho. Escuche cuando el otro padre está hablando. Cuando él o ella ha acabado de hablar, diga algo como, “Déjame estar seguro que estoy entendiendo. Lo que acabo de oír es…” y diga lo que usted escuchó.
  3. No busque hacer al otro padre enojar intencionalmente. Usted probablemente sabe lo que hace que el otro padre se enoje, ponga triste o molesto. No trate de hacer al otro padre sentirse mal intencionalmente.
  4. Busque lo que es bueno. Trate de ver lo que el otro padre está haciendo bien. A veces, tan solo dejar al otro padre saber que usted reconoce sus esfuerzos ayuda mucho para facilitar una conversación.
  5. Deténgase y pregúntese, ¿vale la pena pelear sobre esto? Hay muchas cosas por que pelear si las busca. No pueden discutir sobre todo y todavía tener tiempo para tomar decisiones. Cuando usted se siente que está empezando a discutir, deténgase. Pregúntese, “¿vale la pena pelear sobre esto? ¿A caso voy a recordar esto en seis meses?”
  6. Recuerde que su hijo ama al otro padre. El otro padre de su hijo es una persona importante. Muéstrele el respeto que su hijo quisiera que a usted le muestren.
  7. Cumpla con lo que dice que va a hacer. Cumpla sus promesas. Haga esto para su hijo. No rompa sus promesas, ni llegue tarde o cambie los planes solo porque el otro padre lo hace. Usted solo puede controlarse a usted. Usted no puede controlar si el otro padre cumple o no cumple con sus promesas.
  8. Mantenga notas detalladas. Mantenga un registro de sus reuniones y conversaciones. Si las cosas están muy malas, y no mejoran, quizás le sirva repasar estas notas antes de hablar con un mediador o abogado.
  9. Use un mediador. Hay momentos en que los problemas son demasiado grandes para que dos personas los resuelvan solas. Si usted y el otro padre no pueden llevarse bien, trate de encontrar a un mediador para que le ayude. Para ver una lista de mediadores, visite http://www.TXmediator.org o comuníquese con su centro local de resolución de disputas o visite el Directorio de Acceso y Visitas en www.texasattorneygenereal.gov.
  10. Si un mediador no ayuda, consulte un abogado. Generalmente, usted va a poder arreglar las cosas sin ir a la corte. A veces, sin embargo, la situación requiere una intervención mayor. Asegúrese de conseguir la ayuda que necesita.

*Esta lista es una adaptación de la publicación: Mom’s House, Dad’s House: Making Two Homes for Your Child por Isolina Ricci, Ph.D. (New York, NY: Fireside Books, 1997) p. 108.

¿Qué se puede hacer si los padres no están de acuerdo de lo que dice la orden sobre las visitas (estoy confundido sobre cómo funcionan las visitas)?

La orden de la corte es el programa requerido cuando usted y el otro padre no están de acuerdo.  Las cortes animan a los padres a cooperar y ser flexibles. Los padres pueden ponerse de acuerdo en establecer cualquier plan de padres/visitas que desean. Los horarios de los niños cambian al ir de la guardería o de un grado al otro.  Los niños se benefician cuando los padres crean un plan que cumpla las necesidades de su familia. Cuando usted y el otro padre no pueden ponerse de acuerdo, la orden de la corte es el programa requerido que deben seguir.  Para recibir ayuda en cómo llegar a un acuerdo, lea sobre la mediación y las alternativas a la mediación aquí. Si desea cambiar la orden a través de la corte, usted puede presentar una petición para modificar.

Si usted está intentando seguir la orden de la corte, examínela para saber si tiene una orden estándar de posesión (SPO). Si no tiene una copia, vaya a la oficina del secretario de distrito en el condado donde fueron a la corte, probablemente en el condado donde su niño estaba viviendo cuando fue firmada la orden, y pida una copia. Puede haber un costo por una copia certificada.

Busque en su orden la sección encabezada, en inglés: “Posssession and Access Order”. Si el padre sin custodia tiene el 1o, 3o y 5o fin de semana (empezando el viernes y terminando el domingo); una noche entre semana una vez por semana durante el término escolar; un periodo de visitas de verano prolongadas; y días festivos compartidos; entonces usted probablemente tiene una orden estándar de posesión (SPO). Mi Calendario de Calcomaníasdestaca el 1o, 3o, y 5o fin de semana del mes en color dorado. Se anima a los padres a repasar el calendario con sus hijos y usar las calcomanías para personalizar el tiempo que pasan con cada padre. Los calendarios de los padres deben coincidir para mantener a todos a tiempo.

Haga clic aquí para descargar una pegatina de Mi Calendario de Calcomanías en formato PDF, o solicitar una copia impresa en papel aquí: Formulario de pedido de Mi Calendario de Calcomanías.

Una orden estándar de posesión puede variar un poco. Algunos padres le dicen al personal de manutención que desean elegir la opción de empezar sus visitas de fin de semana cuando se acaba la escuela el jueves, mientras otros padres desean empezar sus visitas el viernes a las 6 p.m. Lea su orden antes de salir de la oficina y asegúrese de que sus preferencias fueron incluidas.

Haga clic aquí para aprender más sobre cómo funciona un programa de la orden estándar de posesión.

Si no tiene una orden estándar de posesión (SPO) o no entiende su orden, consulte con un abogado para que le explique la orden. Link to Find An Attorney  Si no tiene abogado, llame a la línea especial de Acceso y Visitas al 1 (866) 292-4637, lunes a viernes de 1 a 7 p.m. para hablar con un abogado. Si la orden usa términos generales que no especifican la hora, fecha y lugar, entonces usted quizás tendrá que solicitar a la corte que aclare su orden. Haga clic aquí para aprender sobre cómo hacer esto.

¿Cuáles son mis opciones si el plan de visitas/posesión en mi orden no funciona para mí?

La orden de la corte es el programa requerido cuando usted y el otro padre no están de acuerdo. Si los dos pueden ponerse de acuerdo en cambiar el plan temporalmente, no hay necesidad de regresar a la corte. Las necesidades de los niños van cambiando mientras están creciendo.  Los programas de los niños cambian cuando van de la pre-escuela a primaria, y a secundaria. Las cortes animan la cooperación y flexibilidad en desarrollar planes para asegurar contacto regular y consistente con ambos padres.  Cuando usted y el otro padre no pueden ponerse de acuerdo, entonces la orden de la corte es el programa requerido que deben seguir.

Para recibir ayuda al hacer un plan que funcione para los dos, lea sobre la mediación y las alternativas a la mediación aquí. Un mediador capacitado puede ayudar a ambos padres a enfocar  su atención en los intereses de los niños y resolver asuntos pendientes que puedan ser obstáculo para que ustedes logren una solución. Los padres pueden asistir a mediación voluntariamente o pueden solicitar a la corte que ordene a las partes a mediación.

Si el otro padre evita que usted  pase tiempo con su hijo en los días y horas enumeradas en su orden de la corte, usted puede buscar modificar su orden. Esto requiere presentar una petición ante la corte, y tener una audiencia ante un juez. La otra parte tiene que ser notificada con la petición y recibir aviso de la audiencia. En la audiencia, usted puede explicar al juez por qué el plan de visitas no está funcionando, y solicitar una nueva orden. Usted puede usar a un mediador para arreglar los términos del nuevo plan, y presentarlo a la corte o la corte puede ordenar que los dos vayan a mediación. Muchas cortes tienen una lista de casos separada para órdenes en las que las partes están de acuerdo, y esto puede poner un plan nuevo en una orden de la corte más rápidamente que si su caso está en la lista de casos disputados (para partes que no están de acuerdo).

Para más información sobre la modificación (o cambiar) de su plan de visitas, haga clic aquí:  Modificación de Visitas.

Para recibir ayuda de cómo  llegar a un acuerdo, lea sobre la mediación y las alternativas a la mediación aquí Mediación y Alternativas a la Mediación.

Para más información sobre la modificación (o cambios) para su plan de visitas, haga clic aquí o visite www.texaslawhelp.org.

¿Qué hago si tengo que trabajar el mismo fin de semana cuando voy a tener a mis hijos?

Si usted no puede ir a buscar a sus hijos cuando es el tiempo de posesión suyo, usted debe notificar con anticipación al padre con custodia. Prácticamente todas las órdenes de visitas permiten a los padres cambiar fines de semana, o hacer otros arreglos de visitas que deseen, siempre y cuando ambos padres estén de acuerdo. Si ambos padres no pueden ponerse de acuerdo sobre  cambios, entonces ese periodo de visita se pierde.

Los padres que tienen que trabajar durante sus fines de semana de visitas pueden ofrecer tiempo adicional al otro padre u ofrecer cambiar fines de semana. El otro padre no tiene que cambiar o aceptar el tiempo adicional o fines de semana. Los niños se benefician cuando los padres son flexibles y pueden hacer cambios mutuamente aceptables.

Mis padres desean tener a mis hijos por un fin de semana o durante una parte del verano durante mi visita prolongada de verano. ¿Necesito el permiso del padre con custodia?

Examine su orden de la corte para restricciones, pero generalmente no hay ninguna. Durante su tiempo de posesión, usted tiene derecho a permitir que sus hijos visiten a sus abuelos, pasen la noche en la casa de un amigo, o participen en actividades siempre y cuando regresen con el otro padre a tiempo. Usted puede permitir a sus padres llevarse a los niños de vacaciones, hasta fuera del estado. Puede evitar los malentendidos informando al otro padre cuando los niños están viajando con los padres o familiares de usted. Escriba los días y lugares e información de contacto para mantener a todos informados.