Preguntas Frecuentes

Visitas

El padre del niño quiere que le regrese al niño, pero no creo que sea una buena idea.

A menos que la orden de la corte haya cambiado y usted sea una de las partes añadidas a la orden, los padres tienen el derecho a tomar el niño en cualquier momento. Dependiendo del nivel de la amenaza contra el niño, rehusarse a entregar al niño pudiera ser una opción válida. Si es posible, hable con un abogado sobre su caso específico antes de tomar acción.  Insert find a lawyer link. Llame a un abogado en la línea especial de Acceso y Visitas al 1 (866) 292-4636 entre la 1 p.m. y 7 p.m., lunes-viernes.  Abogados que hablan español están disponibles.

Hable con el padre sobre sus preocupaciones, y trate de llegar a una solución que permita al niño quedarse con usted. Si el padre ha estado alejado por mucho tiempo, haga la transición lo más fácil posible para el niño. Ofrezca estar presente durante las visitas de transición para calmar al niño mientras él o ella se siente más en confianza con el padre.

Si hablar con el padre no ayuda y el peligro al niño es inmediato, llame al 9-11 (para una emergencia) o a Servicios de Protección de Niños (CPS) al 1 (800) 252-5400 (si usted sospecha que el niño está siendo maltratado o descuidado)

El otro padre no llega y busca el niño a tiempo. ¿Qué debo hacer?

Esto puede ser frustrante, pero trate de pensar en las razones por las que el otro padre llega tarde. Por ejemplo, ¿trabaja más tarde en ciertos días? ¿Está pesado el tránsito en camino a su casa? ¿Hay problemas de transportación? ¿Se siente incómodo el otro padre tener que llegar a su casa cuando está presente su nuevo novio o novia?

La mayoría de estos problemas pueden ser resueltos si tienen una conversación sobre el problema y cómo pueden arreglarlo. Por ejemplo, preparar a su niño para que lo busque una hora más tarde de lo que indica la orden o solo calmadamente preparar todo para estar listo en caso de que llegue el otro padre.

Usted y el otro padre pueden ponerse de acuerdo para establecer cualquier plan de visitas que funcione para los dos.

Para recibir ayuda para llegar a un acuerdo, lea sobre la mediación y las alternativas a la mediación aquí.

¿Dónde debemos reunirnos para intercambiar a los niños?

Los padres pueden ponerse de acuerdo para hacer el intercambio de los niños en un punto a mitad de camino.  Si los padres no están de acuerdo, entonces ambos deben seguir la orden de la corte. Examine su orden de la corte para los detalles. Muchas órdenes de la corte especifican las casas de los padres o usar la escuela de los niños como el punto para llevar y buscar al niño.

¿Qué hago si desconozco dónde está viviendo mi hijo?

La mayoría de las órdenes judiciales de Texas que tienen que ver con niños requieren que ambos padres se mantengan informados el uno al otro y a la corte sobre su residencia actual y lugar de empleo. La orden de la corte que contiene la información de las visitas puede también tener información de ubicación  que puede ayudarle si está tratando de localizar a su hijo. Obtenga una copia de la orden de la corte del secretario de la corte de distrito en el condado donde el dictamen fue emitido o la paternidad fue establecida.

Si el otro padre se muda sin notificarle a usted, o si el otro padre desaparece con el niño o está escondiendo al niño intencionalmente, consulte a un abogado sobre sus opciones. Usted también puede necesitar la asistencia de un detective privado u oficiales de la ley. Si usted no tiene abogado, llame a la Línea Especial de Acceso y Visitas al 1 (866) 292-4636 de 1 a 7 p.m., lunes a viernes, y hable con un abogado para más información legal.  Contractar a un abogado.

Los servicios para localización de la Procuraduría General están disponibles a personas que no están recibiendo todos los servicios de manutención, pero que solicitan ayuda para localizar a un padre. La Procuraduría General no divulga dirección ni otra información de contacto.

Usted puede solicitar ayuda del Servicio Estatal de Localización de Padres si usted es:

  • el padre con custodia con posesión física del niño(s);
  • una persona (que no es padre) que, al menos por los últimos seis meses, ha tenido la posesión física del niño(s)
  • el curador o tutor con la custodia legal del niño(s);
  • un juez o agente de la corte con jurisdicción sobre el caso de paternidad o manutención;
  • una corte con jurisdicción para hacer cumplir la custodia o visitas; o
  • el abogado del niño para el que se busca la paternidad o manutención.

Solicitud para Servicios de Localización (en inglés): http://www.oag.state.TX.us/AG_Publications/pdfs/1a010e.pdf

Solicitud para Servicio de Localización (en español): http://www.oag.state.TX.us/AG_Publications/pdfs/1a010s.pdf

Llene la solicitud y envíela a: Office of the Attorney General Child Support Division – MC 036 State Parent Locate Service P.O. Box 12400 Austin, TX 78711-2400.

La mayoría de las órdenes judiciales de Texas que tienen que ver con niños requieren que ambos padres mantengan informados, por escrito, tanto al uno como al otro así como a la corte sobre su residencia actual y lugar de empleo. No todos los padres siguen la orden de la corte y las infracciones se hacen cumplir por la corte. Presentar una petición ante la corte requiere dejar saber al otro padre sobre la acción pendiente.

Las órdenes de la corte en casos que cuentan con violencia familiar quizás no tengan el requisito de notificar al padre sobre un cambio de residencia o información actualizada de contacto por razones de seguridad.

Tengo planes para mudarme. ¿ Cambia esto mi orden de la corte/visitas?

Examine su orden de la corte para ver si hay una restricción sobre mudarse. En general, si usted se muda a menos de 100 millas de donde vive su hijo, sus visitas no cambiarán.

Si usted tiene la orden estándar de posesión y el otro padre se muda a más de 100 millas de donde vive su hijo, entonces usted quizás tenga la opción de cambiar a un fin de semana por mes en lugar de cada 1o, 3o y 5o fin de semana. Algunos padres siguen con el 1º, 3º y 5º fin de semana si el tiempo y dinero lo permiten. Las visitas de veranos se hacen más largas (de aproximadamente 30 días a alrededor de 42 días) y usted puede tener posesión de su hijo cada año durante las vacaciones de primavera (Spring Break) en lugar de cada otro año. Usted también quizás tenga que abandonar sus visitas entre semana.

Si el plan alterno funciona mejor para usted, tiene 90 días después de que se haya mudado para notificar al otro padre que se ha mudado, y que usted piensa ejercer el plan alterno de posesión.

Al menos que la orden de la corte tenga un requisito diferente, usted quizás tenga que conducir a la casa del padre con custodia para buscar y entregar a su niño (al menos que usted y el otro padre hagan algún otro arreglo). El costo de transportación, incluyendo los vuelos, puede ser establecido en la orden de la corte. Algunas órdenes requieren que el padre que se está mudando pague todos los gastos, y otras órdenes requieren que los padres dividan los gastos equitativamente o en proporción a sus ingresos.

¿Cómo afectará la mudanza a su niño? Mudarse puede reducir el tiempo que usted puede pasar con su niño. Hay maneras para llenar estos intervalos, tal como programar tiempo cada semana para hablar con su niño por teléfono o en línea. Si usted programa cierto tiempo para comunicarse, cumpla con esto para no decepcionar a su niño. Principalmente, asegúrese de que su hijo entiende por qué se está mudando usted y que usted sigue deseando ser un padre participativo.

¿Puede una orden de protección afectar una orden de visitas?

Una orden de protección vigente (que no ha expirado) que establece el tiempo de crianza de los padres o visitas toma prioridad sobre otra orden de la corte. Si tiene una orden de protección que estableció tiempo de padres y la orden de protección ha expirado, otra orden que se mantenga válida es la orden que prevalece.  Si usted tiene una orden vigente dándole derechos de visitas o acceso a su niño, una orden de protección expirada no afecta sus derechos.

Si no hay una orden de la corte, una orden de protección vencida es evidencia de antecedentes o patrón de violencia familiar. Si la orden de protección tiene menos de 2 años, el juez la debe considerar. Si tiene más de 2 años, es una opción que el juez puede considerer.

¿Por qué tiene que pasar mi hijo largos periodos de tiempo con el otro padre?

Muchas investigaciones han mostrado que los niños tienen más probabilidad de desarrollarse bien cuando ambos padres están activamente participando en sus vidas. Periodos de tiempo prolongado con ambos padres son incluidos en la orden estándar de posesión (para niños de 3 años y más) para facilitar las vacaciones y el tiempo familiar prolongado. La flexibilidad y comprensión al trabajar con niños de muy pequeña edad es importante para asegurar que el niño se adapta fácilmente al tiempo prolongado lejos de su cuidador principal. Los niños se benefician cuando tienen tiempo con ambos padres.

¿Cuál es la mejor manera de preparar a mi hijo para que pueda pasar sin mí una ausencia prolongada?

Se puede preparar a su niño para ausencias prolongadas de varias maneras. Una ausencia prolongada para un niño de muy pequeña edad puede ser tan corta como una semana.   A continuación varios consejos:

  • Si va a viajar, enséñele al niño en un mapa dónde va a estar.
  • Platique sobre el clima del lugar donde estará el niño.
  • Planifiquen juntos lo que deben empacar para los tiempos divertidos que el niño va a experimentar en su viaje.
  • Anime a su hijo a disfrutar mientras toma un descanso de usted y de sus rutinas diarias.
  • Regale a su niño un calendario y juntos pueden tachar los días.
  • Pídale a su hijo poner dibujos o chistes en un sobre especial para que los traiga con él a casa para compartir con usted.
  • Envíe una nota divertida, mensaje de texto o correo electrónico.
  • Haga una grabación de la historia favorita del niño para que la lleve en su viaje.
  • No haga al niño sentirse culpable por tener que irse.
  • Programe por lo menos una ocasión para llamar al otro padre. Ponga una alarma y no lo olvide.
  • Planifique algo especial para cuando regrese el niño. El ir y venir entre familias suele poner molestos y hacer llorar a los niños. Ellos quieren asegurar a cada uno de ustedes que los aman y que van a extrañarlos (y que será aceptado al regresar). Es normal que se pongan un poco quisquillosos durante el intercambio. Una vez que el otro padre sale fuera de su vista, la mayoría de los niños se normalizan después de unos minutos de tiempo callado.
¿Por qué mis hijos no quieren pasar tiempo con el otro padre?

Para algunos niños, les es difícil ir de casa de un padre a la del otro, y demuestran estos sentimientos con su comportamiento. Hay muchas razones por las que los niños dicen no querer pasar tiempo con el otro padre. Algunas razones tienen que ver con la edad y personalidad del niño, mientras otros reaccionan a la manera que se llevan los padres. Las reacciones del padre también pueden afectar si un niño desea ver al otro padre. Los niños menores de 5 años, por ejemplo, quizás no entienden lo que está pasando cuando ocurre el intercambio, y pueden llorar cuando dejan al otro padre.

Muchos niños se ponen molestos cuando van y vienen entre padres. Esta es una reacción natural, y la mayoría de los niños se calman cuando se les distrae con una actividad divertida. A veces los niños simplemente no quieren dejar de hacer lo que están haciendo porque se están divirtiendo. Otros niños quizás no se han ajustado al nuevo ambiente, y prefieren quedarse en una casa y lugar que conocen. Los padres pueden ayudar a los niños a adaptarse al entender sus sentimientos, pero requiriendo  que pasen tiempo con el otro padre, al igual que  al niño se le requiere asistir a la escuela.

En ocasiones, la consejería familiar puede ayudar a los padres e hijos a lidiar  con sus problemas. Profesionales capacitados pueden tomar una perspectiva nueva y ver patrones y comportamientos que no ven los padres. Por ejemplo, algunos niños pueden tener problemas serios acostumbrándose a la nueva pareja del padre y a los hijos de él o ella.

Los niños que se encuentran en medio del conflicto de sus padres pueden elegir tomar lados y rehusarse a seguir a uno de sus padres o a las instrucciones del juez de pasar tiempo con el otro padre. En situaciones como esta, ayuda profesional usualmente es necesaria. Si hay preocupación  de que los niños no quieren ir porque están siendo maltratados o descuidados, comuníquese con el Servicio de Protección al Menor (CPS).

El otro padre o cuidador no me está permitiendo ver al niño. ¿Qué puedo hacer?

Si la corte lo nombra a usted como un tutor de posesión/padre sin custodia y usted cree que el otro padre o cuidador está violando el tiempo de crianza/derecho de visita suyo, lea sobre cómo hacer cumplir los derechos a visitas aquí:  Cumpliendo con Visitas

Haga clic aqui para el kit de cumplimiento de las visitas de TexasLawHelp.org.

A veces, después de que los padres se separan, otros miembros de la familia no logran ver al niño que ha ido a vivir con un solo padre. Los abuelos tienen derechos limitados  y personas que no son parientes tienen aún menos. Mantener una relación positiva con el padre del niño es una manera de continuar viendo al niño.

¿Cómo puedo saber si tengo una Orden de Posesión Normal?

Mire a su orden bajo el título “Possession and Access Order.” Si el padre sin custodia se da la 1ª, 3ª y 5ª fines de semana (comenzando el viernes y termina el domingo), una visita en la noche cada semana durante el período escolar, un período de la visitación de verano extendido, y vacaciones compartidas, entonces es probable que tenga una Orden de Posesión Normal.